ESCALAR EN RIGLOS

“Los Mallos”, sinónimo de verticalidad,”panzas”, buitres y sol. Estos monolitos conglomerados protegen el pequeño pueblo de Riglos que durante décadas, junto con sus habitantes, ha visto pasar cientos de escaladores por sus estrechas calles camino del mallo. Desde los tiempos “heroicos” hasta nuestros días mucho a cambiado la escalada.
Actualmente la gran mayoría de sus vías están perfectamente equipadas pero afortunadamente aún quedan vías de aventura donde poner a prueba nuestros nervios.
Ambas mentalidades conviven en un delicado equilibrio.
El Fire, Pisón y Puro, Cuchillo, Frechín y Visera son por su altura (entre180 y 270 m.) y número de buenas vías las más reputadas paredes. Un poco más alejados los “Mallos Pequeños”; Colorado, Cored y Aguja Roja nos acercan al mundo de la escalada en Riglos con un poco más de calma.
La escalada se desarrolla, según sus vías, entre panzas y repisas, chimeneas y fisuras agradecidas en las rutas menos difíciles y por increíbles muros continuos de bolos y panzas las  vías de grado medio y alto. Desde el IV+ hasta el 7b+.
Se puede escalar todo el año salvo los meses más calurosos del verano si no te pones a la sombra.

 

Dificultad
Cortas aproximaciones de máximo ½ hora. Dependiendo de la vía elegida, su dificultad y descenso nos puede llevar desde media jornada a todo el día. Riglos está clasificada como “escuela” lo que quiere decir que el compromiso en la mayor parte de sus vías es mínimo ya que cuentan con equipamiento moderno. Puede ser un buen sitio para iniciarse a la escalada de varios largos. Se recomienda dominar el Vº y la técnica del rapel para realizar las vías más sencillas.
También podemos encontrar vías de aventura y compromiso, para lo cual tendremos que tener conocimiento de técnicas de escalada clásica/autoprotección y uso de doble cuerda.

 

Algunas vías propuestas       (a partir de 200 €)
 
(El segundo grado es el máximo en libre)
Las vías propuestas en esta zona son sólo una selección personal. Hay otras que pueden ser igualmente interesantes y que no aparecen aquí. Si estás interesado en cualquier otro recorrido no dudes en preguntar.
 
Mallo Fire.
“Travesía de las 5 puntas” D+.4+.150 m. Elegante recorrido que hace cima en las “cinco” puntas del altivo mallo buscando el recorrido más fácil de todos ellos.
“Rabadá-Navarro” MD+.6b.270 m. Gran clásica de la cordada maña en la zona. Recorre el impresionante espolón del mallo con elegancia.
“Vía de las Fisuras” MD.5+.220 m. Escalada de aventura algo olvidada que merece una visita por su recorrido natural, asequible y prácticamente desequipado.
 
El Puro.
“Cara Norte” MD.6ª.160 m. Clásica menos equipada que la “Normal” pero con mejor roca, menos dificultad y recorrido más elegante.
 
Mallo Pisón.
“Serón-Millán” MD-.6ª.250 m. Escalada clásica que permite la ascensión al mallo por una sucesión de chimeneas asequibles.
“Pájaro” ED.6c.220 m. Excelente escalada que en tiempos fue mítica. Una de las vías más fáciles en libre para poder recorrer la impresionante cara sur del Pisón.
“Murciana” ED.6c.220 m. La vía más repetida de la pared.
“Espolón Adamelo” MD-.5+.250 m. La más fácil para acceder a la cima del Pisón. Una clásica entre clásicas.
 
Visera.
“Mosquitos” MD.6ª.200 m. Bonito recorrido de fisuras que sin dificultad excesiva atraviesa este desplomado mallo.
“Fiesta de los bíceps” ED.6c+.200 m. Una de las mejores de Riglos en su estilo desplomado y continuo. Gran ambiente.

Pájaro

El Puro

Peña Ruaba y el Pirata